(+34) 910 497 203 aedip@aedip.org

La Asociación Española de Dirección Integrada de Proyecto (AEDIP) organizó junto con Acieroid  un seminario web sobre Contratos Colaborativos en el sector de la construcción el pasado 22 de Abril de 2021. En la jornada participaron Elena Montes abogada de Acieroid, Marc Bach, CEO y fundador de LBP Group y Daniel Cuervo, Director General de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA) y Secretario General de la Asociación de Promotores Constructores de España.

Los ponentes explicaron en qué consisten los proyectos colaborativos, la manera en la que se recogen este tipo de acuerdos a través de contratos específicos y la visión que tiene ASPRIMA sobre este nuevo sistema de desarrollo de proyectos.

Marc Bach explicó su experiencia con los proyectos de Culmia y Gonsi, dos de los primeros proyectos realizados en España basados en la colaboración. Bach afirmó que la “teoría se cumple” y que en ambos proyectos hubo, pese a los contratiempos, muy buen ambiente tanto en el equipo de trabajo como a nivel gerencial. Señaló que gracias a IPD fueron capaces de sacar el máximo provecho a BIM, a los análisis del ciclo de vida y al enfoque de economía circular. También puso de relevancia que de no ser por el contrato colaborativo la promoción de Culmia podría haberse parado, ya que tuvo un importante contratiempo durante el diseño que pudo resolverse con unos costes asumibles.

Bach puso de manifiesto también algunos de los retos y áreas de mejora que habrá que abordar en el futuro en los contratos colaborativos como: la necesidad de clarificar los mecanismos de riesgo/beneficio, la resistencia al cambio, el exceso de reuniones y la necesidad de hacer una buena gestión del tiempo, la elección de los compañeros de viaje, el hecho de que la fase de diseño requiera más tiempo y dedicación que en el proceso convencional o la necesidad de realizar workshops iniciales para mejorar la relación entre las partes.

Elena Montes explicó que los contratos colaborativos son muy diferentes a los contratos convencionales en muchos aspectos como: la participación de los agentes y la forma en la que se relacionan y seleccionan, las fases en el diseño y construcción, la forma de estimar el precio y el riesgo y beneficio al que pueden acceder las partes. Montes definió 4 principios esenciales dentro de IPD como: la colaboración desde el inicio, el consenso en la toma de decisiones, el uso de libros abiertos y la transparencia. Sobre esta última, destacó que “supone un vuelco en la forma de hacer las cosas y que es el gran aporte de este tipo de contratos”.

Sobre la generación del precio señaló que debe hacerse en distintas etapas (validación, pre-construcción y construcción). Explicó también la diferencia entre Precio Máximo Garantizado (la constructora se hace cargo de los sobrecostes e imprevistos) y Precio Máximo Estimado (los sobrecostes los asume el proyecto) y puso de manifiesto algunas cláusulas importantes de los contratos IPD como las puertas de salida, los mecanismos de resolución de conflictos o el reparto de riesgos y bonus ante los posibles beneficios o pérdidas del proyecto.

En su intervención, Daniel Cuervo compartió algunos de los acuerdos a los que se ha llegado desde la Plataforma de Industrialización de la Vivienda de ASPRIMA, en los que reconocen la conveniencia de establecer un techo máximo presupuestario, de estructurar la toma compartida de decisiones a través de un Equipo Integrado de Dirección o de elaborar una matriz de responsabilidades dentro del equipo sin perjuicio de las responsabilidades legales establecidas en la Ley de Ordenación de la Edificación.

Tras las ponencias, tuvo lugar un interesante debate moderado por Elena Holgado Molina (Presidenta de AEDIP), en el que entre otras cuestiones, se reconoció la importancia del Project Manager en los entornos colaborativos y se puso de manifiesto el convencimiento y la voluntad de ASPRIMA de avanzar en el conocimiento y la difusión de este sistema de desarrollo.

Share This